49 Bonitas imágenes de “Buenas tardes” con frases alegres

Estamos rodeados de modismos o frases hechas. “Buenos días”, “con permiso”, “buenas tardes” y todas las variantes que se puedan hallar. Pero realmente lo que decimos es eso: un acto de cortesía automático. Suponemos que muchos si vieran una maquina con sobretodo harían lo mismo. La idea es que lo maquínico, por lo menos en este posteo, se pierda. Si pronunciamos unas palabras de esa naturaleza es por dos cuestiones: la primera considerarla un acto de deferencia, un decir tú existes para mí al otro; la segunda, un anhelo que realmente esos vocablos se transfiguren en realidad. Por eso te presentamos 49 bonitas imágenes de buenas tardes con frases alegres. Como siempre, te traemos el mejor material ¡No te pierdas la entrada!

 

 

Imágenes con frases de buenas tardes

Te deseamos unas hermosas tardes, pero no solo eso, ya que emplazamos estas imágenes hermosas para ti.

Las tardes nos regocijan. El sol más tenue, el fin de la jornada laboral, cierta tranquilidad en el aire. Es como que se sabe que la jornada está terminando y queremos disfrutar por eso.

Aquí no solo te damos hermosas imágenes de buenas tardes, sino frases para que pienses, disfrutes y por qué no compartas con otros.

 

Disfrutar entre amigos, terminar la jornada laboral bien, prepararse para la reunión familiar de la nocturnidad. Esas son algunas de las tantas bonanzas que da la tarde.

Te deseamos unas hermosas tardes a ti y a tus seres queridos. Porque siempre es bueno ponerle un moño a la jornada con una sonrisa, una alegría, un tiempo que se disfruta y se lo mastica lentamente.

¿Lo bello dura poco o es que somos incapaces para percibirlo?

Y todo el rigor de la jornada poco a poco se pierde. Es que las tardes tienen mucho de ese sabor crepuscular que se siente cuando ya todo termina; ese desahogo que se vive porque lo más difícil de la jornada ha sido superado. Esperamos que todo haya salido bien, querido lector.

Las flores son una hermosa representación de la vida. Dan rico aroma, son un estallido a la vista, su textura es suave e incluso se las puede escuchar mecer en el viento. La vida, lo repetimos; porque todo lo que es ella entra por los sentidos.

Que la tarde te encuentre tranquilo, conversando con tus amigos o seres queridos, con una vuelta tranquila del trabajo y mucho más.

La vida es un prodigio, una bendición; aunque a veces nos olvidemos de ello. Si hay una gran alimaña ponzoñosa llamada naturalización, que nos hace perder lo mágico de lo que nos rodea.

Y así como los animales se esconden, los pájaros dan sus últimas canciones del día: el hombre regresa a su casa para disfrutar de una bella tarde.

Tranquilidad luego de una jornada exasperante. Eso es lo que necesitamos. En algún sentido tenemos que tener un quiebre con las responsabilidades y obligaciones que arrecian.

Una flor es vida, como la que destila el hombre en todos sus poros. En la desesperación, pero sobre todo en la alegría.

Tranquilidad y buenas energías para este momento de la jornada.

Encuentro con seres queridos, finalización óptima de tareas o simplemente el goce de una soledad bella.

La vida no tiene que ser jerarquizada, aunque a veces es difícil no caer en esa tentación, la gran tentación. Disponemos de momentos, de horas, de días y los que no agradan los quisiéramos borrar. Esa voluntad de sicarios ocurre cuando nos fundamentamos a partir de una gran falacia: que el tiempo sobra. Y la verdad, en rigor, es la opuesta: las arenas de Cronos no dejan de decrecer.

Cada momento es bello en sí mismo, así como son hermosas las tardes.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *