51 Frases de Amor para WhatsApp en imágenes

Una frase de amor. Sí, solo eso. Algo pequeño pero enorme, una condensación de sentimientos, también un buen cúmulo de enjundia para animarse a conquistar, incluso en el día a día, asimismo una hermosa deferencia. ¿A qué se reduce todo eso? Al simple hecho de demostrar, de hacer concreto un vínculo y un sentimiento que sólo existe en lo real material, ya que sino se esfumaría en una entelequia, bien retórica. Aquí no queremos cosas con asideros en la fantasía, sino que sirvan en la vida misma, por eso te presentamos 51 frases de amor para WhatsApp en imágenes.

Nuevas frases de amor para compartir

El amor conmueve porque ya no nos sentimos iguales. Y pasa eso, que es mágico, de comprender todo el pasado a partir del sentimiento actual ¿Cómo pudimos sobrevivir sin esa persona?

 


El amor es siempre respeto. La individualidad del otro no debe verse reducida ni avasallada por uno; sino que debe ser querida de esa manera. Se quiere a la otra persona en tanto lo que es.


El amor debería ser como un niño porque tiene que vivir, en lo posible, del asombro perpetuo. Y si la rutina de siempre lapida semejante sentimiento, por lo menos que pueda emerger de vez en cuando.

Soñar con la otra persona en el mundo onírico; pero también despiertos. Siempre pensando en un futuro juntos.

El mundo puede ser lóbrego, triste, sumamente inhóspito y yermo. En ese sentido nuestros grandes seres queridos nos iluminan en esa sempiterna oscuridad, con ellos nos sentimos como en casa. El afuera a veces puede ser peligroso.

Cuida a los que te quieren porque no solo se dignan a sentir algo valioso por ti, sino porque habla de tus esfuerzos semejante sentimientos ajenos. Algo bueno habrás hecho para que te quieran de ese modo.

Cada amor tiene una particularidad perfecta que lo hace imposible de repetirse. Así de milagroso es; es la instantáneo y absoluto.


Ama con todas las ganas y sin reserva. Habla bien de una vida que se ha agotado a sí misma, que alguna vez fue ese hermoso fuego con una llama inhiesta ¿Para qué conservarse? La vida es muy breve.

En el amor hay mucho riesgo, pero eso vale la pena.

Y si fracasas, siempre habrá alguna experiencia que se pueda extraer, una enseñanza que se logre internalizar de modo soberbio. Estamos llenos de cicatrices; pero por eso somos humanos.



El amor es el perfecto camaleón que logra adaptarse a cualquier situación, pero que, sin embargo, en la esencia sigue siendo lo mismo: dar todo por esa persona que queremos tanto.


Ante sentimientos fuertes solemos tener algo de miedo ¿Cómo puedo sentir eso? ¿Es normal? Y así nos llenamos de miedos que nos aterrorizan y que no nos dejan en paz.


Pienso en esa persona desde que me levanto hasta que me acuesto. Es algo espontáneo, de eso se trata el amor.


No utilicemos las palabras en vano. Sabemos que en el amor valen mucho. Preferible, entonces, ser dueño de nuestros silencios, que esclavos de las palabras que proferimos.

 

Y el amor es tanto que a veces sentimos que debe provenir de alguna divinidad. Nuestro cuerpo es muy pequeño para soportarlo.

No importa que sea espontáneo; en algún momento de la vida hay que saber arriesgarse.

 

El amor es demostración. Una premisa básica para que la retórica no abunde en demasía y sí los hechos. En definitiva, el otro nunca sabe a ciencia cierta; por ende, hay que salvar esa distancia.



No pasemos del amor al odio. La indiferencia es el mejor remedio; aunque lo primero a veces parece inevitable.

El amor habla por todos.

El amor es puro sentimiento.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *