Frases de luto, lazos, rosas y moños para dar el pésame o las condolencias

Es difícil llevar adelante nuestro duelo, porque se enfrenta con algo no sólo temible, sino inconcebible: la nada misma, la ausencia que lo cubre todo de esa persona tan amada y anhelada. Es un trámite tortuoso, con ideas y vueltas, mucho vértigo y sopor, lóbrego, lleno de espinas; pero que no queda otra que pasarlo. Por eso, aquí, con el mayor de los respetos, presentamos frases de luto, lazos, rosas y moños para dar el pésame o las condolencias. Porque en estos momentos el apoyo, aunque se dude, es siempre sustancial, abriga al ser querido con la pérdida. Como siempre te traemos las mejores imágenes.

luto-5

 Frases de luto con lazos, moños y rosas para compartir

La muerte es una desquiciadora de la razón ¿Realmente podemos pensar la nada? No, solo nos queda la esperanza de que esa persona esté tranquila en algún otro sitio.

luto-7

luto-8

luto-9

¿Y cómo puedo nadificar lo que ha sido y es todo? Se complican estas cuestiones porque todavía hay un amor muy profundo despierto y viviente.

luto-10

luto-11

luto-12

Hay que luchar para seguir adelante y saber que hay cuestiones a las que no hallaremos respuesta ¿Un dios inescrutable en sus designios o una naturaleza negadora de los deseos del hombre?

luto-13

 

luto-15

Y tal vez Dios sea muy indiferente en estas cuestiones o las acepte como procesos ineluctables. Algo que, sin embargo, escapa a la razón razonante del hombre.

luto-16

luto-17

luto-18

Y a los que seguimos acá, luchándola cada día, sólo nos queda la esperanza que algún día nos volvamos a cruzar.

luto-19

luto-20

luto-21

Cielo, paraíso, isla de bienaventurados, otra vida; poco nos importa. Dentro de esa amarga sensación de haber perdido a un ser querido, siempre existe la esperanza de volverlo a ver, escuchar su voz, escudriñar su hermosa sonrisa.

luto-22

luto-23

luto-24

Pero en nuestro corazón y mente siempre estarán. No se olvidarán nunca. Tal vez sea poco regalo ante semejante pérdida, pero a veces conformarse no es mala idea.

luto-25

 

luto-27

Recordar siempre con una sonrisa, es una gratificación, pequeña, pero gratificación al final. Tal vez luego de un largo proceso aprendamos esa realidad.

luto-28

luto-29

luto-30

Hay que respetarse el dolor siempre. No podemos estar bien de una, casi como un disparo. Acá hablamos de procesos que siempre son tortuosos, tienen altibajos e idas y vueltas.

luto-31

luto-32

luto-33

Cuando muere un ser querido nos damos cuenta que la vida no sigue nuestros designios en algunas cuestiones, que hay situaciones límites que se nos escapan de un modo excesivamente absoluto. Esa realidad es amarga, pero existe al fin.

luto-34

luto-35

 

Nunca se está suficientemente preparado para la muerte de un ser querido ni para la propia. El problema es que la primera la sufrimos como espectadores y la segunda no la vivimos ni siquiera siendo los protagonistas.

luto-38

luto-39

luto-40

Epicuro, filósofo hedonista, solía decir que la muerte no existe: cuando ella está nosotros no y viceversa. El tema, sin embargo, no es la propia muerte, sino la de los otros que tanto nos afecta.

luto-41

luto-42

Y no quedará otra opción que sacar algo limpio, algún orden dentro de tanto caos.

luto-45

luto-46

luto-47

Seguimos adelante porque no queda otra y porque debemos realizarlo lo mejor posible. Pero siempre hay que respetarse las amarguras cuando estos eventos luctuosos sacuden nuestro mundo. Si, otro verbo no se nos ocurre, ya que los cimientos se conmueven absolutamente.

 

luto-49

Tal vez en algún momento aprendamos otra manera de vislumbrar la muerte. Por ahora solo es motivo de luto, tristeza y oscuridad.

 

luto-52

luto-53

Y al ver la luna me pregunto dónde estarás, en qué dirección peregrinará esa sonrisa que tanta satisfacción me dio.

luto-54

luto-55

La vida también es eso: preguntas que no tienen respuestas.

luto-58

luto-1

 

Pero esas personas quedan en nosotros, las sentimos cerca aunque estén en otras dimensiones o ya no estén.

luto-3

luto-4

luto-59

Es que sólo las queremos con nosotros, por eso no nos basta pensar que por ahí estén bien.

luto-60

La muerte es una cabrona irredenta.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *