Imágenes de Bebes con frases tiernas, graciosas y bonitas

¿Qué sentimos con la llegada de un bebé al mundo? Seguramente un padre estará pletórico de amor, esperanzas, sueños y cuestiones por el estilo. Análogos sentimientos para familiares y grandes amigos cercanos, ¿pero el resto? ¿Qué nos pasa cuando la lejanía supone imparcialidad? Posiblemente sintamos que el mundo se regenera, que mientras algunos se van otros vienen, que todo tiene un eterno retorno al parecer y, por último, que todo nacimiento es un auténtico milagro, posiblemente el único que es capaz de hacer el ser humano. Bajo esa tesitura te presentamos una miscelánea de frases tiernas, graciosas y bonitas con imágenes de bebes. Para divertirse y enternecerse.

Imágenes de bebés con frases

El hombre es más dócil con algo tierno, con cierta dosis de alegría, de felicidad. Si, es un animal que ladra, que hace daño a veces; pero que siempre se puede aplacar. Si tu vida te da motivos de enojos, este posteo es para ti. Puro amor y diversión de mano de bebés hermosos.

La vida es motivación o, mejor dicho, es mejor si tenemos buenos motores todo para seguir adelante ¿Un bebé no es suficiente? Estas pequeñas criaturas se convierten en verdaderos acicates existenciales, motivos para dar lo máximo, ya que si somos padres ellos dependen de nosotros y como parientes o amigos le deseamos lo mejor.

Amor es lo que se tiene que dar siempre a un niño. Lo afectivo nunca es abundante, nunca podemos decir de ello como algo que colmo las expectativas o que rebasó la medida. Educación con amor y no con violencia: ese es el verdadero camino.

Un bebé se observa como el gran milagro de la vida, como ese cúmulo divino que tenemos todos para traer nuevas existencias al mundo. Sí, es un milagro bien material, terrenal y humano ¿Pero eso quita, extirpa algo a lo maravilloso? Ni remotamente.

Una pequeña criatura te puede enseñar que la vida es hermosa, que es maravilloso vislumbrarla con ojos aurorales y que los grandes problemas nunca nos tocarán siempre y cuando lo principal esté asegurado. Sí, su accionar nos puede dar unas buenas lecciones.

En el posteo nos abocamos en una misceánea: verás imágenes tiernas, graciosas, serias, hermosas; pero todo con ese común denominador que son los bebés. Mucho aprendizaje y diversión, ideal para cualquier clase de jornada.

Con ellos el corazón adulto se relaja, comprende de amor, se hace más pasible de la compasión, es tierno y mucho más. Esas diminutas criaturas llegan para modificar las existencias de quienes rodean.

La vida con una sonrisa siempre es mejor. Y eso no implica ponderar una especie de subjetivismo ciego, sino comprender que nos movemos en medio de representaciones nuestras que inciden mucho en nuestra individualidad. Sonriamos y estaremos mejor; es hasta un aviso para el cuerpo y el alma que se gratifican.

La ternura nunca es suficiente, el amor parece ser absoluto ¿Alguna vez pensamos que íbamos a tener esos sentimientos por semejantes seres? No y, sin embargo, con su presencia eclosionan como obra o arte de magia. Así de increíble es el humano.

La risa es un hermoso paliativo para la vida. Tal vez no modifique la materialidad del mundo en lo inmediato, pero te transforma a ti que la portas. Y, luego, seguramente, tu accionar sobre la realidad sea diferente.

Las imágenes tiernas de bebés están llenas de frases y enseñanzas que pueden asociarse fácilmente al mundo de los adultos. Es como si la presencia del pequeño, de todos modos, les da aires de autoridad importante.

Siempre a los ojos del niño su padre será una deidad, absolutamente todo. Cuando se cría un niño siempre se deben tener en cuenta estas realidades tan sustantivas. No se trae al mundo, al ser semejante criatura para soslayarla, hacerla sufrir o no tenerla en cuenta. No: ellos deben ser la total responsabilidad de los padres.

La vida no es una linealidad. No, mil veces no. También estamos llenos de rupturas, de quiebres, a tal punto que echamos un vistazo al pasado y no podemos creer todo lo que hemos cambiado. Las circunstancias se modifican; también las personas que arriban a nuestra vida ayudan mucho en eso.

Y también apelaremos a la alegría, porque el exceso de gris y seriedad cuando se habla de niños no es bueno. Ellos son vida en todo su esplendor, potencialidad, una virtualidad que no es actual, pero que será irremediablemente. No hay nada más hermoso que eso.

Y si hay un bebé siempre debe haber una madre que colabore, lo críe, lo cuide, luche por él durante esos estados prolongados de total indefensión.

Y ellos llegan a nuestra vida para llenarla de colores, de felicidad, para sentirnos pletóricos de alegría. Y nos damos cuenta que tal vez estábamos pesarosos por cuestiones tan nimias; hemos aprendido a diferenciar (tarea no tan sencilla ni somera) entre lo sustantivo y lo desdeñable.

El desparpajo de los niños es francamente hermoso. Así nos damos cuenta lo que es el ser humano cuando la etiqueta, los deberes, honores y complejidades no atacan. Porque quizás la felicidad era algo demasiado simple, un horizonte sencillo de asir y que con nuestro crecimiento se alejó a cimas inescrutables.

Pura ternura, pura devolución, abnegación, sin dobleces; hermosos en todo su esplendor.

La vida en su estado primigenio, en esos primeros instantes ( desaparecen con la memoria) que atravesamos todos. Eso es lo maravilloso de la infancia germinal: un camino trillado, un andar un buen tiempo, mucha añoranza y, de todos modos, rememorar solo unas pequeñas huellas.

Filosofía de la alegría: todo tiene solución, no todo depende de ti, alégrate por lo minúsculo, conténtate con lo pequeño; porque realmente la alegría debe estar cerca del hombre. Solo un Dios malvado podría haber hecho la felicidad para que se vislumbre a lontananza.

Amor, mucho amor en cada una de las imágenes. El ser humano se vuelve en algo mejor, medra de manera absoluta cuando tiernos sentimientos recorren su cuerpo. Tal vez sea cuestión de domar la bestia, de encontrar ese punto débil pletórico de ternura.

La sonrisa del bebé es un hermoso paliativo, el mejor de los remedios para seguir adelante. Es que en la existencia muchas cosas no saldran como queremos, la realidad se empecinará a veces en darnos la espalda y, sin embargo, la vida puede ser belleza, exuberancia, fertilidad y todo lo atinente a esas fabulosas ideas.

Y si ellos nos enseñan abnegación, empatía, amor, escasez de complejidades, felicidades accesibles, ¿no estaría bueno copiar un poco? Pareciera, al fin y al cabo, que la vida del adulto es mejor cuando en ella eclosiona un poco de puerilidad, cuando las reglas, el rigorismo pleno, se rompe o mengúa.

Nunca serán un error, porque más temprano que tarde llenarán de luz nuestra existencia, sin lugar a dudas. Gracias a ellos, muchas veces, seguimos adelante cuando las fuerzas son pocas, exiguas.

Nos hemos acostumbrado siempre a dar para poder recibir, a tal punto que esperamos esas bonanza retributiva ¿Y si damos sin ninguna devolución? ¿Y si la abnegación absoluta se vuelve en una flamante opción? ¿Mucho daño e injusticia se puede esperar en ese modo de existir? No, realmente.

Esperamos que las imágenes de bebés con frases maravillosas y variopintas hayan sido de tu agrado, querido lector.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *