Imágenes y frases del Día del Abuelo para compartir y emocionarse

Hay días que con fechas de relieve histórico, otras que sirven para tomar conciencia de asuntos o problemáticas difíciles y unos pocos que hacen hincapié en gente importante. Porque sin lugar a dudas, para muchas personas. un abuelo es todo y más. Un padre y una madre sustituta, cariñosa, atento, entre otras bondades. Quisiéramos que fuesen eternos, que nunca nos abandonaran; aunque desgraciadamente son los primeros que lo hacen por una cuestión etaria. Más allá de eso, celebramos su día y por eso te presentamos aquí imágenes del Día del Abuelo para compartir y emocionarse. Muchas de ellas te encantarán ¡No te las pierdas!

abu 6

Imágenes con frases para los abuelos

Esas caricias tempranas, esos consejos de primera hora; un amor sempiterno. Eso es lo que nos dieron los abuelos. Seres que veíamos con arrugas, sapiencia y a una distancia absoluta; pero que, sin embargo, eran todo para nosotros.

abu 7 abu 8 abu 11

Los abuelos vienen están en nuestro mundo para hacernos la vida más fácil. Es como una entrada a esto que vivimos, a todo lo que nos rodea, desde las mano amena de esos venerables seres.

abu 12

abu 13

abu 14

El abuelo tenía tanto poder para nosotros cuando éramos chicos que incluso podían sugerir o regañar a nuestros padres.

abu 15

abu 17

abu 18

Lo importante no es simplemente vivir, pasar por este mundo como una hoja que se mece por el tiempo; sino dejar una huella, cierta posteridad no inmortal, pero sí sempiterna para quienes nos quisieron. La marca que nos dejaron nuestros abuelos es indeleble.

abu 19

abu 20

abu 21

Seres excepcionales, que nos dieron seguridades en una época en la que por ahí existen pocas o demasiadas, pero por ignorancia. Si el ser humano es potencialidad, en la infancia todo eso recrudece. Igual están los abuelos, para darnos una mano siempre.

abu 22 abu 23

abu 24

Hay ciertos seres sustantivos en la vida que nos generan una extraña sensación: algo llamado como deuda. Sí, con ellos contraemos una enorme deuda que tal vez nunca podamos saldar ¿Les importará? Lo dudamos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

abu 27

abu 28

La experiencia atronadora, el mucho trajinar por el mundo, la sapiencia sublime. Todo eso sintetiza a un abuelo, y más si le añadimos el intenso amor que proliferan.

abu 29

abu 30

abu 31

Somos palimpsestos andantes: en nuestra alma se escribe una y otra vez, encima, yuxtapuesto, imbricado. Y, sin embargo, siempre hay una nueva historia que contar y una que queda. Los abuelos pueden ser de cualquiera de las dos.

abu 32

abu 33

abu 35

Si los tienes aún a tu lado, nunca los dejes, abandones o no los escuches.

abu 37

abu 38

abu 39

Gratitud absoluta, esa debe ser la premisa que sigamos. Una gratitud de esos alcances habla de una honestidad de una persona que reconoce que se hizo de a poco, gracias a otros, sobre todo por los abuelos.

abu 40

abu 41

abu 42

El amor que nos dieron, en parte, será el amor que daremos por otros. Porque esa es la acepción de los seres ejemplares: son modelos, ideales casi platónicos que necesitamos seguir, aunque cuesten. El día de mañana, tal vez, nos pareceremos a ellos.

abu 44

abu 46

abu 48

Donde hay amor nunca puede haber odio ¿Acaso en el paraíso pasaba algo malo? No, la positividad absoluta, la quietud en la perfección era lo que se prodigaba.

abu 49

abu 51

abu 52

Gracias por tanto, perdón por tan poco. Aunque, en rigor de verdad, el tan poco es relativo. Tal vez desde nuestra supuesta mezquindad el abuelo ha recibido mucho. Sólo ellos tienen la respuesta.

abu 53

abu 54

abu 55

Y si no te tengo ya, si escucho tu voz, siento tus caricias, tus abrazos; un recuerdo más hermoso seguramente no existirá.

abu 1 abu 2

abu 3

El amor es infinito y sin límites. Otra enseñanza que nos dieron los abuelos.

abu 4 abu 56

abu 57

Odiar nunca te ha llevado a ninguna parte. El odio queda contigo, es un veneno, una pócima ponzoñosa que no sirve de nada. Otra enseñanza de los abuelos.

abu 58

abu 59

abu 60

Su día tendría que ser cualquier día.

Guardianes: eso eran nuestros abuelos. O son, bien presente, para los afortunados.

Siempre eternos, porque eso pasa cuando alguien deja una huella en el corazón: no se van con el fin de su vida, sino con el de la nuestra.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *