Imágenes Chidas de Desamor y tristeza para celular

A veces nos sorprendemos con el amor, pensamos que algo tan bello no puede doler, que las rosas tiene espinas aunque nadie las sufre. Meras metáforas. Pero no es así: este sentimiento hermoso puede dar lugar a miedos, desafíos, engaños, perfidia y cosas aún peores. No decimos que sí o sí existan, sino que son parte potencial, además de la rutina, lo cotidiano y cosas similares. Hablamos de un amor, en definitiva, más realista, pedestre, no celestial ni ideal. Bajo esos lineamientos te presentamos imágenes chidas de desamor y tristeza para celular. Muchas de ellas te encantarán ¡No te las pierdas!

Imágenes de desamor con frases para compartir

El desamor nos dice mucho. De hecho, la palabra ya nos indica un camino: prefijo des nos da cuenta de algo que se terminó, que se fue, muchas veces por impericia de una de las dos partes. Duele, pero con caminos que a veces se atraviesan.

El dolor es un puñal, bien punzante, clavado en el pecho o en la garganta. Nos hace difícil hasta respirar.

Y la vida nos da esa gran enseñanza: no todas las personas van a pensar bien en nosotros. Si aprendemos de ello quizás obtengamos frutos de un árbol de madurez.

El estado de amar es bastante abnegado, aunque eso debe tener ciertos límites: en algún punto debemos anunciar, casi de manera orgullosa, que primero estamos nosotros.

Cierto narcicismo, por más que sea tardío, viene bien: es poner un límite a los engaños y locuras.

En la vida hay dolores variados. Hay algunos que realmente no tiene solución; pero otros los maquilla el tiempo a tal punto que terminan siendo solo una tenue tristeza. Parte del progreso en el amor nos da lugar a esos corolarios. Tengamos en cuenta eso y sacaremos buenas enseñanzas.

Sostenemos la soga a cualquier precio, pero esta se nos quiere escapar. La mano se daña, se pone roja, se siente entumecida ¿La moraleja? A veces soltar es lo mejor que podemos efectuar.

De tristezas y alegrías está hecha la vida. Quedémonos con las segundas y tratemos de superar con celeridad las primeras.

El dolor en el amor puede fungir como un aviso: nos anuncia de manera diáfana que no somos de piedra, sino que estamos hechos de sentimientos ¡Y justamente son estos los que nos hacen ver de cierto modo a la realidad!

Funcionalidad de la cicatriz: poder verla y recordar, que sirva casi como un signo de contigüidad, esos que te llevan al suceso, al objeto.

Y aprender trae un corolario maravilloso: ya haber conocido ese pozo. Así que solo el ser obcecados o tontos nos puede traer problemas en estas cuestiones. Naturalmente hay seres que se encariñan con las piedras que se hayan en el camino; no seas uno de ellos.

Que el dolor fluya, hable, se exprese, que rompa con todo lo que está a nuestro alrededor. Posiblemente en ese momento estaremos un poco más ligeros.

La felicidad es algo hermoso, aunque se lo debe construir constantemente. Tal vez esa persona no quería conformar un castillo contigo. La aceptación duele, pero vale la pena siempre.

No nos resignemos. Resignar da cuenta de un sentimiento negativo y de una persona que queda con odios, animosidades y yerbas malas por el estilo. No: lo mejor es aceptar y volver a comenzar. Siempre que se puso el sol a las horas volvió a salir.

Le dijeron que el amor no dolía. Ella descubrió que puede herir de muerte.

Los sueños se rompen, los proyectos se trituran ante desamores y desengaños. Pero eso no quita que se pueden construir de vuelta.

Pensar el amor y pensar el dolor. Siempre serán buenas premisas a seguir.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *