Imágenes con frases de canciones inolvidables de Amor

Hay canciones que quedan para toda nuestra vida en la memoria. No sabemos qué tienen ¿Es el ritmo? ¿Su melodía? ¿Una letrística abrumadora, ejemplar o sumamente emocionante porque nos identificamos con ella? ¿Hay cierto instrumento o partícipe de la banda sublime? Cualquiera o todas pueden ser la respuesta. Lo importante es que pasamos por la vida escuchando música, utilizándola como acicate, paliativo tanto en momentos buenos como en los malos. Muchas personas recalcan una y otra vez que no sabrían qué sería de ellos sin este sacro, antiquísimo y hermoso arte. Bajo esa coyuntura, te presentamos imágenes con frases de canciones inolvidables de amor.

Imágenes con frases de canciones de amor inspiradoras e inolvidables

Siempre es bueno vivir el amor, de la manera que sea; aunque en lo posible con gratitud y alegría. No podemos evitarlo; y lo encontramos sin cesar.

 

Porque hay veces que sentimos que nos faltan las palabras, que no las tenemos; aunque sí un sentimiento importante. Ahí aparecen letras que nos expresan, que nos dejan maravillados porque pareciera que leyeron en nuestro corazón como nadie.

Y la variedad es lo que importa, porque en la letrística y en los diversos géneros, el amor se halla en todas partes. Un tópico recurrente, porque evidentemente el hombre no para de toparse con este estado, sentimiento.

A veces darle objetividad al sentimiento lo hace mas real. No es que no creamos  solo en lo que vislumbramos, pero el otear tiene una importancia sumaria y abrumadora, sin lugar a dudas. Una letra es una materialidad del amor en muchas ocasiones, como en los ejemplos que emplazamos aquí para ti.

Expresar lo tortuoso del amor, las idas, vueltas, regresos soñados o despedidas lóbregas. Todo eso lo puede hacer una letra; todo eso deja el amor como producto de sus andanzas.

Y el amor seguirá existiendo mientras el hombre surque esta tierra. Para bien, para mal, como error, como aprendizaje, cual una cicatriz o una bendición. El amor es un animal excesivamente camaléonico y solo quien lo haya vivido sabe qué opinión merece.

Pero no debemos ser taxativos en la vida, rotundos a más no poder ¿Todos los días son iguales en la particularidad? Nunca. Y si en alguna ocasión se produjo un cambio, puede ocurrir nuevamente. Si fracasaste en el amor, no hay regla ni necesidad de que vuelva ocurrir. El miedo es pésimo consejero.

Un escritor muy famoso solía decir que perdíamos mucho por miedo a perder. El amor es un desafío y si tenemos la suerte de que sea al principio sencillo, no tiene por qué seguir siendo así. Hablamos de una conquista continua.

Cada uno tiene su manera singular, particular de llegar al otro. En estas cuestiones hay maestros a medias: se puede dar un consejo, pero el camino lo hace uno solo al andar.

Besos, abrazos, amores; todo eso en conjunto, de esto se trata. Si la amargura, en cambio, predomina ya sabrás qué hacer. No te demores en esos parajes.

Sentimos que el amor es inmortal por momentos, o por lo menos algo que nos supera. Muchas civilizaciones lo han entendido, en consonancia, como un Dios primordial que une; de alguna manera nos damos cuenta que con él todo se modifica.

El amor es una locura sin techo ni tasa. Es difícil de explicar las cimas de cariño que se pueden llegar, incluso con personas que conocemos hace poco. Celebrar la vida, porque el amor es esto sin lugar a dudas mientras nos haga bien.

Cualquier excusa viene bien para verte, sentirte, olerte, tenerte. No hay que darle muchas vueltas; las tortuosidades excesivas solo hablan de dudas. Pero, al contrario, la felicidad del amor es bien siempre, directa, como una flecha bien dirigida.

La letrística musical tiene de todo un poco y justamente en esa variedad podemos hallar nuestro terruño. Ese sitio de cadencias conocidas, de sabores y colores que ya surcamos; también de pensamientos que albergábamos de algún modo o asentíamos sin saberlo.

¿Qué sería del mundo sin la música? Seguramente un sitio triste, aburrido, un lugar con pocos sueños y emociones fuertes ¿Acaso eso no es la muerte? No lo sabemos; pero se le parece un poco. Entonces cultivemos este arte.

Cada quien encuentra una frase que lo maravilla, una que lo identifica, o le causa una pegajosa aversión. Así de variopintas son las cosas; pero no hay que sorprenderse: la música es tan compleja que realmente da para todo.

En el amor dos se pueden decir cualquier cosa, sobre todo cuando lo que se siente es sumamente importante. Los niños solían decir, como sabiduría primigenia, que los que se pelean son novios. Quizás algo de verdad haya en esa sentencia.

Las pulsaciones a mil, el corazón desbocado, los sueños desplegados; de todo eso se trata. Y sentirnos distintos, analizarnos de otro modo, crear un punto o espacio bisagra que ya no condice con el pasado; pero que abre un flamante porvenir.

El amor es desafío, miedo, duda, empresas con complicaciones en muchos casos. Así que ya sabemos que es propio de todo esto.

Cuidar a la otra persona es un síntoma de querencia absoluta. Es que el otro querido es un tesoro, algo que vino para cambiar la vida; pero que debemos conservar. Y es justamente la conservación, el cuidado, el respeto, la abnegación, la verdadera cifra del amor.

El amor nos pone en una situación donde los límites o no existen o son otros. Hay tantos cambios en nosotros que si nos pusiéramos a pensar un segundo nos sorprenderíamos. A veces lo vemos en la negativa: cuando ya no hay amor analizamos lo locos que éramos en el pasado; cuando cae un flamante amor hacemos lo mismo a la inversa.

El lenguaje tiene esa magia que nos transporta a lugares inauditos no solo con la literalidad ¿A quién le importa ser exactos en esto? No, el sentimiento es metafórico, abusa de los efectos retóricos que, en definitiva, hacen a la verdadera materialidad de la vida. Sí, el amor nos convierte en líricos o nos abre al lirismo ajeno.

Y a veces buscamos que solo nos amen. Sentimos que tenemos mucho para dar, otorgar; pero que francamente no hemos tenido suerte. A todos les llega su oportunidad si están prestos en aprovecharlas o si en el momento lo consideran algo digno de inmiscuirse.

Idas y vueltas, de eso se hace el amor. Somos como marionetas a la merced de un sentimiento al cual nos arriesgamos, porque así lo sentimos. Sin embargo, con el tiempo la experiencia nos hace algo parcos, desconfiados. Hay que tener cuidado con eso y no guardarse nada ante verdaderas oportunidades, ni siquiera un stock de besos.

Ningún clavo saca otro clavo. Cada vivencia es particular, singular, con sus opacidades y claridades. De todo se aprende si somos sabios; siempre podemos soltar si no somos despechados. El odio es un sentimiento que sujeta, llena de malos humores y ponzoña ¿Realmente nos sirve? Nunca, para nada. No caigamos en eso entonces.

Se necesita hacer en la vida para errar, se necesita soñar para pensar en un mundo mejor. El amor corre con las mismas reglas siempre: hacer, demostrar, son sus preceptos. Esperamos que estas hermosas frases de canciones llenas de amor te hayan gustado, querido lector.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *