Imágenes de Lionel Messi el jugador más grande de todos los tiempos

Dante Panzeri solía decir que el fútbol es la dinámica de lo impensado; es decir, un juego pletórico de variantes, complejidades, cuyos desenlaces no se pueden nunca desentrañar. Amamos este bello deporte quizás por ese enorme componente de indeterminación, debido a que el débil a veces puede vencer al fuerte y cuestiones por el estilo; sin embargo, también por sus protagonistas, los que dejan surcos en la cancha, los auténticos magos del balón que nacieron con una habilidad que miles, millones admiran sin cesar. Eso es Lionel Messi y, posiblemente, mucho más, ya que reducirlo a palabras es una injusticia. Aquí te presentamos imágenes del jugador más grande de todos los tiempos.

Imágenes de Lionel Messi, el mejor futbolista de la historia

Suele decirse que el fútbol es una mera cuestión de 11 contra 11, una simplificación soberbia. Y sí, es cierto, no es una ciencia; pero eso no equivale a faltarle el respeto, a considerar toda actividad de esta naturaleza baladí, ya que cualquier realidad que concite tanta felicidad y entusiasmo merece su justa ponderación. El fútbol es una pasión de multitudes.

 

Y Lionel Messi es un gran artista de la pelota, un hacedor de gambetas imposibles, de velocidades y cambios de ritmo insospechados, con su zurda realmente mágica. El actual jugador de 30 años cuenta con un palmarés extraordinario en todos los sentidos. Entre su ciclópeas ganancias podemos recopilar cinco balones de oro y contando…

 

Messi surgió en Barcelona, ya que desde el año 2000 pertenece a esa institución, la cual costeó todos los costos de sus tratamientos y educación. El debut oficial, de todos modos, fue en el año 2004, luego de una serie de amistosos o partidos menores disputados. De hecho, un año antes, el 16 de noviembre tuvo la suerte de jugar contra el Porto un amistoso. Todo lo grande comienza desde lo pequeño; las génesis no tienen por qué ser tan esplendorosas.

Signado por el fanatismo de una nación como la Argentina, siempre se le ha preguntado a Messi qué le faltaba, ya que es curioso pensar en el deseo de alguien que lo ha ganado todo. La respuesta siempre ha sido lograr algún campeonato con la selección de su país. Tal vez Rusia sea una flamante oportunidad, luego que rozara el cielo con las manos en el último mundial, acaecido en Brasil.

 

Y millones actualmente lo aman, saben que será un gran protagonista en la cita mundialista que se aproxima y desean lo mejor ¿Sobresale sobre Maradona? ¿Es mejor que Cristiano Ronaldo? ¿Sobrepuja a Pelé? Esos interrogantes a veces llevan a presiones innecesarias y, sobre todo, a malestares respecto al jugador ¿Por qué no disfrutarlo en su singularidad? ¿Qué método de comparación puede esgrimirse ante tipos de fútbol tan diferentes?

 

Lo que asombra siempre es la cantidad de títulos, logros, goles, copas, trofeos personales, récords absolutamente batidos que tiene Messi a pesar de sus 30 años. Esboza una típica precocidad de solo emana grandilocuencia, la que pueden tener los grandes que logran lo imposible con simple facilidad y generar alrededor una admiración sin igual.

 

El fútbol no consiste en un mero deporte, sino que es el deporte por antonomasia. Los cuerpos exudantes de belleza, la pelota surcadora del terreno y un nivel de indeterminación que puede atraer a cualquiera. Claro está, tales cuestiones, por lo general, deben ser analizadas por quienes aman al deporte y no por aquellos que con ojos intelectuales lo analizan.

 

Messi desde 1994 formó parte de la escuela infantil Malvinas Argentinas, pertenecientes al club rosarino Newells`s. Serán unos años importantes para observar unos talentos sobrenaturales, una capacidad de regate y talento con el balón totalmente inusitadas. Tal experiencia se cortará en el año 2000, ya que la familia se vio alentada por un país que daba oportunidades, entre ellas, que su gran niño se desarrollara como futbolista.

La felicidad a veces puede ser la cosa más simple del mundo. De hecho, la razón de que sea sutil, clara, hace que muchas veces los intelectos abstrusos la pierdan de vista ¿No tiene que ser algo complicado? Claro que no; tal vez el ejemplo del fútbol sea el más evidente de todos.

Messi se divierte jugando al fútbol, él entiende este deporte desde la máxima simplicidad. Si se escucha a otros futbolistas, actuales y retirados, se verá que lo primero no es compartido por cualquiera. Para muchos el fútbol profesional es un trabajo, gris, gravoso, una verdadera molestia que no dudan dejar cuando se termine su carrera. Lionel, evidentemente, tiene otra óptica del asunto.

Son aproximadamente 30 las copas ganadas con el Barcelona, entre ellas cuatro Ligas de Campeones y tres Mundiales de Clubes, lo que hoy se podría considerar como la Intercontinental del pasado, pero concitando más equipos de diversos países. Un verdadero monstruo del fútbol que nos dio, da y seguirám dando que hablar. 

El fútbol da alegría a miles, millones de personas en todo el mundo, en cualquier circunstancia que se suscite. Es más; el fútbol es una pasión, un poco alocada a veces, pero esa es su realidad en fin. Por lo tanto, Messi es un otorgador de felicidad serial, ya que hace rato se lo considera posiblemente el mejor jugador de la historia, no teniendo parangón con ninguno.

 

El Barcelona estuvo dispuesto a costear la enfermedad hormonal que contraía desde pequeño. El rosarino se dirigiría a España con su familia en el año 2000, a la edad de 13 años. Suele ser siempre un motivo de admiración el hecho de que Lionel haya decidido jugar con la selección de su país natal, debido a que está naturalizado español y pasó buen tiempo de su vida en aquellas tierras.

 

Messi es descendiente de inmigrantes italianos que fueron a parar al continente americano. Angelo Messi, oriundo de Ancona y su bisabuelo, decidió partir a la Argentina en el año 1883

 

Messi tiene dos hermanos varones y una mujer: Rodrigo, Matías y María Sol, respectivamente. Todos han declarado frecuentemente la fuente de admiración que es Lionel y como observaron desde pequeños un gran destello de talento que no quedaría en la nada, un destino de grandeza que debería cumplirse.

A veces es bueno observar a las grandes personalidades del mundo, por diferentes motivos, en sus momentos más relajados, ya que nos dan muestras de lo que son en su más grande totalidad, incluso en lo trivial. El pasatiempo favorito de Messi, además de andar por todos lados con un balón, es jugar a la Playstation y disfrutar las horas con juegos de fútbol. Dicen sus amigos que también es invencible en la virtualidad.

 

150 millones de euros. Esa fue la cláusula de rescisión que obtuvo en el 2005, luego de una extensión de contrato. Se nota que Barcelona percibió su talento desde el primer momento, ya que no solo costeó su tratamiento hormonal (River se había interesado antes), sino que también en el año mencionado emplazó una barrera enorme para que no se lo llevaran, más grande que la de Ronaldinho, un player deslumbrante por entonces y asentado.

 

Mundial del 2006, 74 minutos del partido contra Serbia y va a ocupar el lugar de Maximiliano Rodríguez. En ese día no solo marcó un gol en un apabullante resultado (Argentina venció 7 a 0), sino  que se convirtió en el jugador más joven de este selectivo en participar y entrar en cancha en una cita mundialista.